El peso del mundo

Mike · 2018/06/08 · 1 minute read

Es por esta razón que todos los buenos ejemplos son desafíos fatales y cada héroe, un juez. El grandioso David de Miguel Ángel se lamenta ante su observador: “Tú podrías ser más de lo que ahora eres”. Cuando te atreves a aspirar hacia lo más alto, revelas ante los demás lo inadecuado del presente y la promesa del futuro. Es entonces cuando molestas a los demás, en la profundidad de sus almas, donde entienden que su cinismo e inmovilidad no tienen justificación. Actúas como el Abel de su Caín personal. Les recuerdas que han dejado de preocuparse no por los horrores de sus vidas, que son innegables, sino porque no quieren soportar el peso del mundo sobre sus hombros, donde pertenece.